Trabajo, estudio y placer

13 01 2010

No todos los viajes son sinónimo de ocio y diversión. Muchos viajeros eligen trasladarse a una ciudad del mundo para trabajar y así sumergirse de lleno en otra cultura, además de obtener experiencia y dinero para costear el viaje.

Turismo para jóvenesPara quienes optan por esta alternativa, los programas de “Work and Travel” diseñados para estudiantes menores de 30 años son una suerte de garantía para conseguir un puesto de trabajo: por aproximadamente 1.500 dólares (en algunos casos la cifra puede ascender hasta los 2.500), ofrecen trabajo (entre 3 y hasta 18 meses) y facilidades en los trámites requeridos para ingresar al país seleccionado. Las opciones laborales son varias: hoteles, supermercados, bares y centros de esquí son los lugares más requeridos. Por supuesto, los jóvenes contratados perciben un sueldo que varía, según la labor, entre los 3 y los 12 dólares la hora.

Dentro de esta metodología de viajes está el famoso programa de “Au Pair”, que incluye la estancia en la casa de una familia anfitriona a cambio de algún servicio, como el cuidado de los niños del hogar, trabajo por el que el visitante percibe un salario. Puedes consultar el sitio de la Asociación Internacional de Au Pairs (IAPA) para más información.

Otra opción muy elegida es unir viaje con estudios: por ejemplo, realizar un curso de inmersión de un idioma extranjero (los más solicitados son inglés, francés y alemán) y aprovechar los ratos libres y los fines de semana para pasear. A las ventajas indudables de practicar una determinada lengua con los hablantes nativos se le suma, así, la posibilidad de divertirse y conocer nuevos lugares. La Association of Language Travel Organisations (ALTO) puede ser un buen punto de partida para organizar tu programa educativo.

Para más información pulse aquí

Anuncios